The Best Job Listing Theme. Everything you need.

Lorem ipsum dolor sit amet, quo veri iuvaret ex, iusto pericula efficiendi pro id. Te vis labores accusamus.

Únete a Stoneway y obtén un descuento

Consulta con nuestros asesores comerciales cómo podemos ayudarte

Top
Outsourcing de servicios especializados

Outsourcing: Su evolución hacia los servicios especializados

El outsourcing es una palabra inglesa que se ha impuesto para nombrar a los servicios tercerizados. Es decir: cuando una empresa decide reducir su carga de trabajo delegando ciertas funciones y recurre a otra empresa para dedicarse a su negocio, a sus actividades esenciales.

Esta es una breve guía que hemos preparado en Stoneway para que conozcas todo lo que esta modalidad puede ofrecerle a tu empresa, y cuál es el estado de su legislación actual. 

Se trata de una nueva manera de abordar esta forma de contratación, que en su nueva normativa llega con beneficios tanto para las dos empresas involucradas como para cada uno de los trabajadores subcontratados. 

¿Qué es el outsourcing?

No existe una definición establecida por la ley de lo que es la tercerización. Sin embargo, basado en la experiencia podemos decir que el outsourcing se produce cuando una empresa recurre a otra para que cumpla con ciertas actividades que le son necesarias.

El outsourcing se produce cuando:

Una empresa produce o realiza un servicio para una empresa contratante siempre que no esté relacionado con la actividad principal desarrollada por la contratante o si se trata de aspectos necesarios para su producción u operación.

Es decir: Según la ley, una empresa de lácteos puede subcontratar a otra para la fabricación de sus envases. Sin embargo, esa misma empresa no podría subcontratar a trabajadores para que laboren en sus plantas.

El outsourcing puede ser temporal o permanente: Una empresa puede recurrir a otra una sola vez o hacerlo de manera recurrente o bajo contratos por tiempo indefinido.

Algunos ejemplos:

  • Cuando una empresa contrata a una empresa de servicios de limpieza para que mantenga en buen estado sus instalaciones.
  • Cuando una editorial recurre a un despacho de diseño para evitar el gasto de un área interna.
  • Cuando una empresa de dispositivos digitales delega la fabricación de alguno de sus componentes a otra empresa especializada. 
  • Cuando una clínica dental delega su contabilidad y obligaciones fiscales en una empresa contable.
  • Cuando una dependencia recurre a una empresa de limpieza para mantener en buen estado sus instalaciones.

El outsourcing ha probado sus grandes ventajas:

  • Reducción de gastos operativos (al evitar la creación de departamentos internos, en sueldos y equipo entre otros costos operativos).
  • Flexibilidad para incorporar a la cadena productiva nuevas tecnologías y procedimientos, así como los beneficios de la especialización.
  • Sinergias empresariales que mejoran la imagen interna.
  • Mejor respuesta a crisis y reducción en tiempos operativos. 
  • Acceso a equipos de vanguardia. 
  • Mayor flexibilidad en la organización y en sus procesos. 

Entre muchos otros. 

Click to tweet: El outsourcing ha demostrado sus grandes ventajas en la reducción de costos operativos y en el acceso a trabajadores especializados.

¿Cuándo se considera subcontratación laboral?

Hace más de una década que las empresas mexicanas descubrieron que el outsourcing les hacía más competitivas al abaratar costes y dotarles de capital humano especializado. También ahorraba tiempos administrativos, pues podían delegar parte del manejo de su propia estructura.

Hacia 2018 más de 5 millones de personas estaban empleadas bajo esta figura, sobre todo en el sector comercio.

Ante la fuerza de su adopción, se hizo necesario que la Ley Federal del Trabajo regulase con mayor observancia lo que denominó “subcontratación laboral”. 

La ley define al outsourcing como subcontratación laboral: una relación en donde existen un contratante y un contratista. Ocurre cuando una empresa requiere de un un servicio especializado, por lo que establece una relación comercial con otra empresa.

La figura de la subcontratación laboral es una modalidad diferente a otro tipo de relaciones laborales:

  • Es una relación entre dos empresas con diferentes actividades comerciales, si bien relacionadas. Por ejemplo: una empresa de software puede subcontratar a una empresa de marketing digital para promocionarse.
  • Implica que una empresa dote a otra de personal especializado para la realización de ciertas tareas.
  • Con ese fin, la empresa especializada pone al servicio de la empresa contratante a su talento, que satisface necesidades bien concretas.
  • En los hechos, en la subcontratación laboral, el empleado solo tiene relación laboral directa con la empresa contratista: esa organización es quien le paga y es responsable de sus prestaciones. 
  • Establece, para algunos empleados, una doble subordinación. Por un lado, debe obedecer las políticas de la empresa que lo contrata a la par que debe realizar las actividades que requiere una segunda empresa.

La Ley Federal del Trabajo establece una serie de condiciones para que se pueda firmar un contrato entre la organización contratante y la contratista para una relación de tercerización de servicios:

  • No se podrán subcontratar el total de las labores efectuadas por la empresa que contrata.
  • Solo se podrá tratar de servicios especializados.
  • Los trabajadores subcontratados no podrán realizar actividades similares a las que efectúan los trabajadores de la empresa que subcontrata, y solo podrán ser temporales.

Más adelante te hablaremos de esta figura de los servicios especializados, que hoy en día es determinante para la existencia de la tercerización. 

¿Qué finalidad cumple?

La subcontratación permite a las empresas recurrir a un proveedor externo de servicios en un ejercicio de descentralización productiva. Una modalidad que permite a las empresas contar con un mayor número de trabajadores especializados a un menor costo. 

Podemos decir que ese es su objetivo principal: el ahorro de costes de capital humano, sobre todo en lo que tiene que ver con la Seguridad Social y administración de nóminas. 

La subcontratación simplifica la contabilidad de las empresas, que solo tienen que facturar los pagos por los servicios especializados recibidos.

La tercerización también ha servido para crear empresas que han encontrado, en la subcontratación, la posibilidad de una nueva línea de negocios, dotando a otras empresas de personal especializado e independiente. 

La subcontratación ha enraizado en los sectores a la vanguardia de la transformación profesional en aquellas actividades que requieren de una mayor flexibilidad en horarios y ubicaciones, y en concreto en las que tienen al entorno digital como su principal campo de acción. 

Son campos habituales de la subcontratación laboral: el marketing digital, el periodismo, el diseño gráfico y la programación web.

Legislación y outsourcing

Como hemos mencionado, es relativamente reciente la legislación del outsourcing en México, y en 2012 comenzó a figurar en la Ley Federal del Trabajo. Cerca de 900 empresas prestaban servicios de subcontratación laboral, si bien menos de un tercio estaban registradas como tales.

Ante esta realidad, la administración actual impuso una nueva regulación del outsourcing, con una serie de reformas a la ley de subcontratación laboral.

Como antesala a esta reforma, las comisiones de trabajo de Hacienda y Previsión social reconocieron en un documento que “la subcontratación laboral en México se convirtió en una herramienta que generó empleos».

Sin embargo, señalaron que su “figura jurídica debe perfeccionarse de acuerdo a las necesidades actuales para lograr la eficiencia de esta figura y evitar toda clase de corrupción».

Estos cambios tienen que ver sobre todo con la relación entre ambas empresas (la contratante y la que proporciona al personal) con el profesional que brinda los servicios profesionales especializados.

La primera de estas novedades es que todas las empresas subcontratantes deben estar registradas en el patrón de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

Entre esos cambios, se prohíbe el cambio de razón social de una empresa para realizar la subcontratación de toda su plantilla y administrar de ese modo su capital humano. 

También se establece que los trabajadores tercerizados adquieren algunos derechos similares a los de los trabajadores de planta.

Entre ellos se encuentra el reparto de utilidades y la cotización ante el INFONAVIT y el IMSS. 

Para que estos derechos se hagan efectivos, se establece su cumplimiento solidario. 

Es decir: Se señala que si la empresa subcontratante no puede cumplir con los pagos de prestaciones del trabajador, lo deberá hacer la empresa contratante. De este modo, en los hechos, el pago de estas obligaciones está garantizado.

También se establece que las empresas que dotan a otras empresas de personal tercerizado ya no podrán fungir como sus patrones, de modo que se limitarán a reclutar y seleccionar a los trabajadores.

Entre varias otras que acotan y regulan los servicios especializados prestados a través del outsourcing. 

Acaso la novedad más importante de la nueva regulación de la subcontratación laboral es la que se refiere al concepto mismo de “servicios especializados”.

Vamos a analizarlo con detalle, pues es una figura central para el futuro del outsourcing en México.

 Servicios especializados

Dentro de la legislación del outsourcing en México se ha llamado “servicios especializados” a aquellos que se pueden prestar de manera tercerizada.

Se definen como “servicios especializados” a aquellas tareas, actividades y productos que no están relacionados directamente con el objeto social o actividad económica preponderante de una empresa. 

Click to tweet: Hoy en día solo se puede recurrir a la tercerización de servicios especializados.

Si la compañía desea centrarse con mayor fuerza en su quehacer productivo, puede delegar estos servicios en otros particulares: profesionales independientes o una empresa.

Algunos ejemplos de servicios especializados: 

  • Control de Calidad
  • Contabilidad 
  • Control de inventarios
  • Servicios de la salud
  • Reparación y mantenimiento de maquinaria pesada

Como puedes ver, hoy en día la tercerización se refiere más a áreas operativas concretas que a personal subcontratado. 

Es muy importante que las empresas que deseen recurrir a este tipo de tercerización tengan muy en cuenta de qué se trata y qué tipo de actividades incluye, de modo que no caigan en prácticas objeto de sanciones y de multas. 

¿Qué es la contratación de servicios especializados?

Lo que nos dice el concepto de servicios especializados es que las empresas pueden contratar talento, no a personal: a profesionales concretos que pueden resolver problemáticas específicas.

De esta manera, podemos decir que la subcontratación de servicios especializados implica delegar en otra empresa algunas áreas del proceso productivo, administrativo o contable en una segunda empresa. 

Como ya hemos mencionado, no se puede subcontratar a personal para cubrir áreas. Se pueden subcontratar a personal especializado para tareas que requieren de un cierto grado de especialidad.

¿Cuándo puede una empresa contratar un servicio especializado?

Una empresa puede recurrir a los servicios especializados como una forma de contratar a empleados calificados para la realización de actividades muy concretas, que no son su propia especialidad. 

Se trata de una forma de tercerización muy habitual en el mundo. 

Por ejemplo: una empresa maquiladora puede contratar a una de servicios de alimentación para que administre el comedor de los empleados. 

Una compañía de telemarketing puede contratar a una de software para el diseño, instalación y mantenimiento de sus ofimática y aplicaciones. 

Por lo contrario, las empresas no pueden recurrir a la tercerización para contratar a personal para realizar tareas que se relacionen directamente con su objetivo primordial

Una empresa que construye motores no podría subcontratar, a través de otra empresa, a ensambladores o un restaurante a personal de cocina.  

Conclusiones

El outsourcing ha cambiado su faz en los últimos años en México. 

Ya no se trata de una forma de contratar y renovar mano de obra barata y de reducir los costos operativos por el pago de sus derechos.

Hoy en día es una vía para que las empresas:

  • Consigan trabajadores especializados 
  • Resuelvan necesidades de logística e infraestructura
  • Tener acceso a equipos, tecnologías y técnicas de vanguardia

Todo ello gracias a la figura de la subcontratación de servicios especializados.

Si deseas aprovechar esta modalidad en tu empresa, ponte en contacto con nosotros.

En Stoneway tenemos una experticia y sensibilidad para atraer y contratar el mejor talento para tu empresa. 

Post a Comment